Kml ¿Problemas con estos archivos en QGIS? Una solución

A menudo podemos encontrar en la web ficheros kml (especifican un lugar, una imagen o un polígono para Google Earth, contienen título, una descripción básica del lugar, su latitud y longitud y alguna otra información) que nos pueden resultar interesantes para cargar en nuestro SIG.

Sin embargo, cuando intentamos abrirlos en QGIS a menudo recibimos el fatídico aviso: “Fuente de datos no válida”.

Sin conocer realmente la razón de esa no validez, que en este caso podría estar relacionada con el manejo del vínculo http (véase más adelante), os muestro un modo para poder cargarlos y operar con ellos en QGIS que suele funcionar de forma general.

He elegido como ejemplo un archivo kml sobre la distribución invernal (Atlas de Invierno) del Acentor alpino (Prunella collaris) en Galicia generado a partir de los Resultados de los programas de Seguimiento de Aves de SEO/BirdLife.

Pantallazo de Google Earth con la cobertura kml original cargada

Google Earth con la cobertura kml original cargada

El procedimiento para su apertura en QGIS tiene los siguientes y sencillo pasos:

  1. Abrir el fichero en Google Earth.
  2. Buscar sus detalles por debajo del vínculo http (en este caso, hay un vínculo http para la consulta de los datos al servidor de SEO).
  3. Sobre la cobertura (Cobertura Atlas de Invernantes) hacer un Guardar como para generar un nuevo kml.
  4. Ya podemos abrir ¡con éxito! el kml en QGIS.

En este caso, el kml incluye en el campo [Name] la codificación de las cuadrículas UTM de 10×10 Km acompañadas del valor NO (cuando no se han obtenido contactos) o SÍ (cuando se han obtenido contactos).

Representar estos datos sin hacer modificaciones es muy sencillo. Podemos utilizar un estilo categorizado con el valor de columna “Name” LIKE ‘% SÍ’ (atención a las tildes), que resultará en el valor “1” para las cuadrículas con presencia y en el valor “0” en las cuadrículas con ausencia (véase el mapa adjunto).

QGIS con el nuevo kml cargado

QGIS con el nuevo kml cargado

Por otra parte, siempre se podrán guardar los datos en otro formato (por ejemplo shape de ESRI o base de datos) para manejarlos a nuestro antojo.

Escrito por: Antonio Fernández Martínez

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail